Guardando souvenirs de mi niño

jueves, 6 de noviembre de 2014 Se lee en

Son diversos los objetos que llevo guardando durante estos 26 meses y 3 días de vida de mi peque, he de confesar que nunca me he considerado coleccionista de nada, pero es que cuando se es mamá cambian muchas, muchísimas cosas en tu mente.

Me voy llenando de alegría cada vez que agrego un objeto a mi caja y espero poder mostrarla a Andrés Matteo cuando sea mayor, aunque ya lo he encontrado fisgoneando en ella y con ganas de tomar todo para jugar, así que la he puesto en máxima seguridad y me evito un faracho.

Y es que mi colección hasta ahora contiene desde un mechón del primer corte de pelo de Andrés (hecho por su abuelo Alain) hasta los primeros pares de Crocs que usó aunque no caminaba aún.


También incluye la primera muda de ropa que le compré, su primer sombrero típico, sus primeras cutarritas, uno de sus baberos y una hermosa sabanilla regalada por mi madre bordada y que luce el apellido de mi peque, así como cada dibujo que ha hecho Andrés, ya sea en casa o en la escuelita.

Desde que Andrés llegó a casa no parábamos de tomarle fotos y llegué a obtener más de 3000 cuando mi peque cumplió el primer año (sin incluir las del cumpleaños),  ya la cuenta va por 7000, y sin contar los videos con son casi 2mil y tanto. Y también podemos incluir las redes sociales y este blog entre la lista de mi colección pues son como una bitácora de mi vida con Andrés.

Ah y no hay nada más rico que saber que tu peque usa un juguete que tu adoraste, en nuestro caso es un peluche que llamé Pompón en mi niñez y que lo obtuve de mi madre pues ella lo tenía desde adolescente; Pompón es más viejo que yo y ahora cuida los sueños de mi niño.


Cuidado por Pompón

Creo que es algo muy propio de las madres el querer tener souvenirs del desarrollo de sus hijos pues hasta mi madre, abuela y suegra tienen objetos guardados de sus hijos, incluso mi madre me ha obsequiado mi primera mantita y un vestido hecho por mi abuela para mí, así como mi suegra entregó a Stephane el vestido con el cual lo sacó del hospital y fue el que utilizamos para sacar a Andrés de la sala de cuidados, ¡un vestido con casi 38 años de edad y usado por dos generaciones!



-Cyball Brigitte

Mamá y bloguera desde 2012, compartiendo siempre ando, sean reflexiones, recomendaciones o mi experiencia. Siempre inspirada por y para Andrés Matteo, pues con su llegada a casa este blog nació. Anímate a saludarme en acebook 😉

no te vayas sin comentar 😊

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

// codifiquemos tu estilo


¿Te gusta el aspecto de mi blog?

Puedo personalizar también el tuyo, conoce mis servicios

ir ya mismo