¿Se imaginan si todos fuéramos iguales?

miércoles, 27 de abril de 2016 Se lee en


Es un hecho de la vida que NO SOMOS IGUALES, podremos tener los mismos derechos y debemos tener acceso a las mismas oportunidades (y este punto es relativo) pero en este planeta, salvo que tengas un gemelo idéntico, tú eres tú y yo soy yo y él es él.

Me refiero a que cada uno, es especial a su manera, es bello a su manera, incluso es inteligente a su manera y tiene capacidades únicas que lo definen y serán las llaves para abrir cada puerta a las oportunidades que se le presenten.

Siento que en la actualidad aún falta algo, se sigue viendo lo diferente como algo malo, feo, que si no encaja no está bien. Y de esto surgen muchas veces aquellas actitudes que hieren y marcan a las personas, especialmente a los niños e iniciando así el acoso o bullying contra aquellos que se salen de la 'caja'.

Lo bueno es que se encuentran muchas herramientas para enseñar sobre la diversidad, como cuentos, videos, juegos, etc., existe una en particular que a mi me ha encantado y se llama DIFERENTES que si bien está enfocada en mostrar las discapacidades mentales y físicas, la manera en que está redactada es amplia con aquellas cosas sencillas en que nos diferenciamos: gustos para juegos, para trabajos, diferencias físicas como color de piel, tamaño, y hasta muestra las diferencias en la naturaleza, a mi me parece muy buena e ideal para los peques desde 3 años y mejor si somos los padres quienes le acompañamos en su lectura.


Pero, y retomando el título del post, ¿qué pasaría si todos fuéramos exactamente iguales por fuera para empezar? Esto fue lo que deseó Timmy, protagonista de la caricatura Los padrinos mágicos, y que lo hizo precisamente cansado de ser visto como feo y persona de segunda por ser diferente a sus abusadores.



Este video siempre viene a mi mente cuando se toca este tema, porque engloba para mí el concepto errado de igualdad y de superioridad por las diferencias que tengamos. Aquí se muestra que las cualidades físicas no influyen ni en el carácter o en las capacidades de la persona.

No, no somos iguales, pero tampoco somos mejores unos que otros por nuestras diferencias físicas, intelectuales y hasta morales.

Enseñemos que conceptos como bien y belleza pueden variar de persona a persona, cultura a cultura y religión a religión y debemos aceptar esto para vivir en armonía con el resto, pero sobre todo con nosotros mismos y con lo que tenemos.


-Cyball Brigitte

Mamá y bloguera desde 2012, compartiendo siempre ando, sean reflexiones, recomendaciones o mi experiencia. Siempre inspirada por y para Andrés Matteo, pues con su llegada a casa este blog nació. Anímate a saludarme en acebook 😉

no te vayas sin comentar 😊

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

// codifiquemos tu estilo


¿Te gusta el aspecto de mi blog?

Puedo personalizar también el tuyo, conoce mis servicios

ir ya mismo