Tea-Bag: de cómo es la vida del migrante ilegal

lunes, 29 de agosto de 2016 Se lee en


Suena un poco generalizado el título de esta historia, pero ahora que he terminado la novela Tea-Bag de Henning Mankell, uno de mis autores favoritos, siento que es precisamente la frase que la resume a la perfección. No suelo hablar (o escribir) de los libros que leo, pero con esta obra no podía dejar de hacerlo por dos razones: es la primera de las que he leído de Mankell que no tiene absolutamente nada que ver con algún homicidio (aunque adoro sus novelas negras) y que su temática sobre los migrantes ilegales, las vicisitudes que pasan para llegar a ese lugar donde 'todo será mejor' y terminan encontrándose con rechazo, con prejuicios, con volverse 'nadie' cada día más a cambio de la 'libertad'.

En mi país estamos pasando una situación peliaguda en cuanto a la migración transitoria de cubanos, haitianos y muchísimos africanos, en mi vida había visto tantos africanos como hace unas semanas vi en la Terminal de Transporte mientras acampaban a la espera de lograr conseguir un boleto de bus para salir del país. Me duele ver las condiciones que aceptan a cambio de llegar al sueño americano, y pensar que tan difícil ha sido su situación anterior que es peor que lo que ya viven y para mí es horrible lo que ya viven, o mejor dicho, muestran los noticieros.

A veces pecamos de insensibles, gracias a la absurda actitud de muchos migrantes sudamericanos y las facilidades aún más absurdas que les otorgó el anterior gobierno y que el actual continúo, y por esto siento que nos hacemos de la vista gorda con lo que viven cientos de personas día a día, no sólo en Panamá, sino en el mundo entero. Tanta hambre, tanta guerra, tanto crimen, tanto abuso.

Y de esto es lo que leerán en Tea-Bag: la historia de tres chicas, Tea-Bag, Leyla y Tanja, cuyo único punto en común es el sufrimiento vivido por llegar a donde están y el que les toca vivir por encontrarse donde están. Historias que te trastocan, que te hacen secar lágrimas y agradecer ser solamente quién las lee. Al menos se tiene la cómica historia de la madre de Jesper para aligerar la novela, pero el final para nada me gustó, me dejó con la sensación de que tanto para nada, para ni un final feliz y lo que más me entristece es saber que en mi país ya hay Tea-Bags, Leylas y Tanjas, y que las ignoramos y abandonamos a su suerte. 

Esta novela debería ser lectura obligada en la actualidad para hacernos un poquito más sensibles con quién abandona todo por encontrar libertad.





-Cyball Brigitte

Mamá y bloguera desde 2012, compartiendo siempre ando, sean reflexiones, recomendaciones o mi experiencia. Siempre inspirada por y para Andrés Matteo, pues con su llegada a casa este blog nació. Anímate a saludarme en acebook 😉

Se ha comentado...

  1. Vaya! Me ha gustado tu reflexión! Es cierto que nos cuesta pensar en todo lo que está ocurriendo en tantas y tantas otras vidas... Perosonas a cada instante sufren. En mi lugar lo que suelo hacer es ser agradecida con todo lo que tengo a cada instante... Y ayudar en la medida de lo posible.

    Gracias por la reflexión linda! :)

    ResponderEliminar

no te vayas sin comentar 😊

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

// codifiquemos tu estilo


¿Te gusta el aspecto de mi blog?

Puedo personalizar también el tuyo, conoce mis servicios

ir ya mismo